Noticias

El síndrome de piernas inquietas (SPI) o enfermedad de Willis-Ekbom es un trastorno sensitivo-motor neurológico. Para hacer el diagnóstico es necesario presentar simultáneamente todos los siguientes criterios clínicos: 

  1. Deseo de mover las piernas normalmente asociado a parestesias/disestesias (hormigueos). 
  2. Inquietud. Los pacientes sienten un impulso general de mover las piernas no siempre acompañado de sensaciones dolorosas o molestas. 
  3. Los síntomas empeoran o aparecen en reposo (tumbado, sentado…) y se alivian al menos parcial y temporalmente con el movimiento (caminar o estirarse). 
  4. Predominio o empeoramiento de los síntomas por la tarde o la noche. 

Otros criterios que apoyarían el diagnostico son:  

  • Presentar un trastorno del sueño y sus consecuencias (insomnio, fatiga y somnolencia diurna). 
  • Movimientos involuntarios de las extremidades durante la vigilia y en reposo; durante el sueño (MPES) o myoclonus nocturno. 
  • Exploración neurológica normal en las formas primarias. En las formas secundarias aparecen signos clínicos y anomalías de laboratorio de la patología asociada. 
  • Curso clínico: inicio a cualquier edad, sobretodo en las edades medias-avanzadas. 
  • Historia familiar con frecuencia con herencia autosómica dominante. 

La prevalencia del SPI es aproximadamente del 5-10% siendo los casos clínicamente relevantes un 2-3% de la población. El 40-60% de los casos presentan antecedentes familiares y se asocia a déficit de depósitos de hierro

Estamos Disponibles